.

Envío GRATIS a partir de 60€ península + info envio gratis

Carrito 0 (productos) Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Automedicación

Automedicación

La automedicación es la utilización de medicamentos por iniciativa propia sin ninguna intervención por parte del médico (ni en el diagnóstico de la enfermedad, ni en la prescripción o supervisión del tratamiento).

La automedicación constituye una decisión del propio paciente, a veces aconsejado por amigos y familiares u otro tipo de informaciones, tomada en función de la gravedad de la sintomatología, y favorecida por factores como la dificultad de acceso a la asistencia sanitaria, tendencia a evitar relación con el médico, miedo a la enfermedad…

Existen varios tipos de automedicación:
           -Automedicación responsable…… Medicamentos “sin receta”

           - Automedicación de medicamentos que requieren receta (recomendados de otras personas o que el paciente recuerde de tratamientos anteriores)

           - “Remedios Caseros”… plantas medicinales, infusiones…

        
1) La automedicación responsable, es aquella en la que las personas tienen el derecho y la responsabilidad de participar individual y colectivamente en el cuidado de su salud.

Así, puede ser conveniente si se utiliza para tratar síntomas menores como por ejemplo el dolor, la fiebre, la acidez de estómago, el resfriado, etc. y durante un tiempo limitado.

En los países industrializados, la implantación de la automedicación ha aumentado considerablemente en la última década, favorecido por:


- aumento del nº de medicamentos disponibles sin receta

-mejor educación sanitaria sobre medicamentos

-nuevas tecnologías y sistemas de información

-influencia informativa de la industria farmacéutica

-intereses de reducción del costo sanitario para tratamiento de dolencias menores.

 

De hecho existen medicamentos que no necesitan receta médica para comprarlos en la farmacia.

Aun así, que un medicamento no requiera receta para su dispensación, no quiere decir que sea inocuo y no pueda resultar perjudicial en determinadas situaciones puesto que no deja de ser un medicamento. Por este motivo, delante de cualquier duda debe consultar con el médico.

 

Así tenemos medicamentos que se pueden adquirir como automedicación responsable:

Analgésicos, AINEs

Antisépticos tópicos

Suplementos vitamínicos

Antigripales

Antitusígenos

Digestivos, laxantes, antiácidos, antiflatulentos

Preparados tópicos

Preparados oftalmológicos

Preparados higiene bucal

Descongestivos nasales

Contraceptivos orales

Antihistamínicos

El farmacéutico a menudo constituye la única vía de información del paciente que se automedica, por lo que su intervención es esencial para que se realice de forma racional, segura y eficaz, proporcionando información sobre los efectos secundarios, interacciones, etc. como por ejemplo:

           AINEs y aumento de tensión

           Insuficiencia Hepática y paracetamol

           AINEs y molestias gastrointestinales

           Descongestivos, y aumento de tensión

           Aumentos de glucosa en sangre…


2) Un caso diferente sería la automedicación con medicamentos que requieren receta médica para su dispensación y que por lo tanto deben ser prescritos por un médico. Esta práctica está desaconsejada.

Un ejemplo seria tomar antibióticos sin prescripción médica ante la sospecha de una infección. Los antibióticos no se deben tomar nunca por iniciativa propia y sin la supervisión de un médico.

Los antibióticos son totalmente ineficaces para tratar infecciones víricas que producen resfriados, catarros y gripes. Por ello el abuso de la toma de antibióticos en infecciones en las que no son efectivos, acarrea que las bacterias se hagan resistentes a ellos y que en verdad cuando se contraiga una infección, el antibiótico no tenga efecto sobre ella. Así al transmitirse esa bacteria a otra persona, ya se transmitirá con resistencia a ese antibiótico.

La automedicación sin control médico o farmacéutico comporta una serie de riesgos para la salud que en muchos casos son desconocidos por los ciudadanos:

Toxicidad: efectos secundarios, reacciones adversas y en algún caso intoxicación.
Falta de efectividad porque se utilizan en situaciones en las que no están indicados. Por ejemplo, a veces se toman antibióticos por tratar procesos víricos ante de los que no son efectivos.
Dependencia o adicción.
Enmascaramiento de procesos clínicos graves y por lo tanto retraso en el diagnóstico y en el tratamiento. Al tomar la medicina y tener una patología más seria, podemos cambiar los síntomas y que sea más complicado después diagnosticar la enfermedad.
Interacciones con otros medicamentos o alimentos que la persona está tomando. Puede haber una potenciación o una disminución del efecto del medicamento.
Resistencias a los antibióticos.

*Efectos Secundarios: Náuseas, vómitos, diarreas, dolor de cabeza, mareos, somnolencia, urticaria, shock anafiláctico…

Estos riesgos se pueden evitar siguiendo unos consejos básicos sobre la automedicación:

CONSEJOS BÁSICOS SOBRE LA AUTOMEDICACIÓN:

1. No tome ningún medicamento que deba ser prescrito por un médico, sin su previa supervisión.


2. Pida consejo al farmacéutico en caso de necesitar medicamentos que no requieren receta médica para su dispensación.


3. En caso de embarazo, lactancia materna, enfermedades crónicas o si se trata de niños, consulte siempre al médico antes de tomar ningún medicamento.


4. La automedicación debe tener una duración razonable. Si los síntomas continúan o su estado empeora consulte a su médico.


5. Informe a su médico/s de todos los medicamentos que toma o ha tomado (también hierbas medicinales, vitaminas, suplementos dietéticos, homeopatía, etc.).


6. Lea y conserve el prospecto de todos los medicamentos. Es importante saber qué se toma, porque sólo toma y como y cuando se debe tomar


7. Conserve los medicamentos en su embalaje original. Éste contiene información importante como la caducidad, el lote, si se debe guardar en nevera, etc. Además el embalaje protege el medicamento y garantiza su adecuada conservación.


8. Evite el consumo de alcohol cuando esté tomando medicamentos porque puede afectar a su capacidad de reacción por ejemplo en la conducción de vehículos o en la realización de otras actividades peligrosas.

En caso de duda consulte a su médico o farmacéutico.

CADUCIDAD DE LOS MEDICAMENTOS

Uno de los aspectos más discutidos en los últimos tiempos en el ámbito farmacéutico es el problema de la caducidad de los medicamentos.

Es seguro que gran parte de los profesionales sanitarios se hayan preguntado o han tenido que responder alguna vez en su carrera la pregunta.

¿son eficaces y seguros los medicamentos que han sobrepasado su caducidad?

Una vez pasada la fecha de vencimiento, la mayoría de las preparaciones farmacéuticas pierden eficacia y algunas pueden desarrollar un perfil de reacción diferente y adverso en el organismo.

El uso de medicamentos caducados puede ser peligroso para la salud de las personas.

La fecha de caducidad, es la fecha que precisa el momento límite supuesto en que el producto aún se ajusta a sus especificaciones, siempre y cuando se haya almacenado correctamente. Esta definición implica la idea de que más allá de esta fecha el medicamento podría perder sus propiedades. Se establece para cada lote agregando el tiempo de conservación a la fecha de fabricación.

Generalmente se coloca en la etiqueta del recipiente individual de los productos medicamentosos.

Esta fecha de vencimiento es una aplicación e interpretación directa de los conocimientos obtenidos a partir de estudios de estabilidad que es la capacidad de un producto farmacéutico, para conservar sus propiedades químicas, físicas, microbiológicas y biofarmacéuticas dentro de límites especificados, a lo largo de su tiempo de conservación.

El principio activo deberá estar disponible durante toda la vida de almacenamiento esperada de la preparación.

¿Qué cambios puede sufrir el medicamento después de su fecha de caducidad?

Cuando se cumple ese periodo de estabilidad, medicamento caduca y entonces no se puede asegurar que vaya a actuar del mismo modo que cuando estaba en fecha apta para el consumo, ni se puede garantizar que su eficacia sea la adecuada. Además, si se sobrepasa la fecha de caducidad, podrían crecer impurezas en el medicamento que pueden poner en riesgo la salud del paciente.

- Puede cambiar su química, por reacciones de degradación, y ya no ser el medicamento que era en un principio

-Pueden cambiar propiedades físicas: disolución, color, apariencia…

-Puede cambiar la microbiología: formación de colonias de bacterias

-Pueden cambiar sus efectos terapéuticos (que la medicación ya no sea efectiva)

-Puede cambiar su toxicidad: el medicamento se vuelve tóxico.

Ejemplo: la toxicidad atribuible al uso de tetraciclinas vencidas. Otro ejemplo, es la mayor probabilidad de reacciones de hipersensibilidad asociada con el uso de penicilina vencida, quizás por la degradación a ácido peniciloico

¿Qué hacer con los medicamentos caducados o los que no necesitamos?

Cuando vemos que un medicamento ha cumplido la fecha de caducidad, debemos leer el prospecto y seguir las instrucciones que se especifican en él en cuanto a la forma correcta de proceder, que es llevándolos al Punto SIGRE de la farmacia.

Esta información se encuentra recogida en el punto 5 de los prospectos, con la siguiente leyenda: “Losmedicamentosno se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y losmedicamentosque no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de losmedicamentosque no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.”

Al Punto SIGRE podemos llevar lo siguiente:

También es muy importante saber qué no debemos depositaren este punto:

  • Agujas.
  • Termómetros.
  • Gasas.
  • Productos químicos.
  • Radiografías.
  • Pilas.

De esta forma, llevando losmedicamentoscaducados a este punto garantizamos que este tipo de residuos tan especiales se les dará el tratamiento medioambiental adecuado, y evitaremos que puedan dañar el medioambiente y nuestro entorno.

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
714 Hits

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.